jueves, 15 de julio de 2021

El colmo del bloguero

 


Photo by Kaitlyn Baker on Unsplash




Supongo que, como sucede en todo en la vida, habrá diferentes colmos. Algunos blogueros se sentirán frustrados por la falta de lectores, no es mi caso; o porque no interactúen, tampoco me sucede. Cada persona, cada autor tiene su límite, su colmo que, en un momento o en otro, se rebasa. 
Y yo voy a confesar el mío.
Mi colmo es cuando después de semanas sin escribir, entro en mi bitácora y encuentro una entrada con varios comentarios. O con uno solo. Me es igual. Voy, con cierta ilusión (no voy a negarlo) a leer ese náufrago para responder con un mínimo de educación y me encuentro con un bot, un robot, uno de esos tipos que, como si fuese Matrix, navega por Internet y va lanzando mensajes sin sentido. 
Se me queda la cara tonta. No voy a escribir otra cosa. ¡¡¡Qué cojones hace ese robot aquí, escribiéndome cosas que no vienen al caso!!! ¿Por qué comentas en una entrada de cine sobre clinicas dentales? Fuera, fuera, borrado... Es mi colmo. Me cuesta soportarlo. Lo confieso.

martes, 13 de julio de 2021

Una 'peli' de Star Wars que no es de Star Wars



Fuente: https://www.starwars.com/films/rogue-one


Ser hijo de los setenta tiene sus obligaciones y, al menos para servidor, una de ellas es ver las películas de Star Wars. La Guerra de las Galaxias marcó buena parte de mi infancia y, aunque no olvidaré, la decepción con la que vi por primera vez El retorno del Jedi cada nuevo estreno me llevaba a la taquilla para ver con decepción que el aire siniestro y profundo de El imperio contraataca no regresaba. 
De esa manera, cada nuevo estreno se convirtió en un ritual en el que sabías que irías al cine, pagarías la entrada y saldrías decepcionado. La duda era donde aparecería la decepción, que as de la manga se sacarían y qué le dirías a alguna de tus figuras de Darth Vader.
Hasta que llegó Rogue One. Es una película de Star Wars que no parece de Star Wars. Hay personajes que dudan, hay humanidad y, sobre todo, no existe ese final feliz que, parece, tienen que tener todas las películas. Sí, sabemos como seguirá todo y lo que habrá después, pero Rogue One parece más una película que se les haya escapado de la fábrica. En todo caso, fue una gozada verla. 
Ahora toca esperar la siguiente decepción.

martes, 4 de mayo de 2021

'Polizón': bodrio en el espacio




Cuando te acercas al mundo de la ficción sabes que vas a producir una quiebra con la realidad. Es necesario asumir ese extrañamiento para disfrutar de la ficción. De lo contrario, no entenderíamos el universo creado en Star Wars o una película de vampiros. Incluso en las obras realistas existe esa fricción, aunque sea menor. ¿Existió el mundo de Los Santos inocentes? No tal cual y si queremos examinarlo bajo la condición de que se narra algo real, no disfrutaremos de la ficción aunque en ella aparezcan elementos propios de la naturaleza humana: amor, odio, miedos...

Va todo esto para justificar mi calificación de Polizón, la película de Joe Penna que vi hace unos días en Netflix. La película narra la historia de un viaje a Marte donde, la tripulación se encuentra a un polizón. A partir de este momento, igual desvelo datos de la película; aviso por si algún lector quiere llegar virgen a su visionado. 
Ahí llega el primer escollo. Porque resulta difícil creer la existencia de un polizón que, además, no entra voluntariamente, sino por un error. Nunca he construido una nave espacial, pero intuyo que las normas de seguridad deberían permitir saber que el número de trabajadores que accede a trabajar en un turno es igual al que sale... Vale, vale, lo acepto, porque de lo contrario no hay película.
Pero luego resulta que en un viaje de dos años por el espacio, se encuentran con las provisiones y el oxígeno limitado. Tanto que no pueden permitirse un tripulante más. Y claro, sabes que, por seguridad, en los aviones se duplican los sistemas. ¿Y un viaje en el espacio exterior van con la comida y el oxígeno justo? Vale, vale, lo acepto, porque de lo contrario no hay película.
Pero luego resulta que hay una avería imposible de reparar de un elemento fundamental. ¿Imposible de arreglar? Un elemento esencial y no llevan un repuesto... ¿Otra vez hay que aceptar porque, de lo contrario no hay película? Uff, ya van tres...
Pero asumes y vas a la película y resulta aburrida, sin gracia. Todas las posibilidades se esfuman... 
O sea, un bodrio. Totalmente prescindible.

martes, 9 de marzo de 2021

La oración del ateo

 


DDP on Unsplash

No es la primera vez que estoy en un apuro, y de los gordos. Estamos, porque de lo que voy a hablar necesita de la presencia de varias personas. Ese es el elenco: plural. Y, de repente, un problema. El que sea. Pero una situación límite: quedar encerrados en un ascensor, que el coche se cale y falle el freno de mano subiendo un puerto de montaña; un bloqueo de las comunicaciones en el periódico cuando queda media hora para el cierre; una enfermedad que sólo empeora...

Y, en ese elenco plural, siempre hay una persona de buena voluntad (porque existen) que pregunta: ¿qué puedo hacer? Y la respuesta es clara: rezar. Todos estamos haciendo todo lo posible. Ya sólo queda rezar, reza. Entonces es el momento de una terrible confesión: ¿qué hago, si soy ateo, o atea? En función del dramatismo de la situación (el grado de pendiente del puerto; lo apurado de la situación) podemos tener como interlocutor a una víctima de la LOGSE, que no sabe ni el Padrenuestro.

Soy ateo, no sé rezar, insiste. Incluso te pide que reces tú, que vas a misa y proclamas tu fe. Sí, amigo, amiga; yo ya estoy rezando desde hace un rato y nada cambia. Si Dios escucha tu voz, la voz de un ateo, se dará cuenta de lo extremo del problema; comprenderá que no es una exageración de este pobre pecador; verá que una oveja perdida se acerca al redil y tendríamos más posibilidades de salvar esta complicada situación.

Así que amigo lector, si usted es ateo, o atea, rece. Rece sin motivo, aunque sólo sea por agradecer la vida; rece para que, cuando sea necesario, no se encuentre desacostumbrado. Rece porque, incluso en la noche, el silencio es hermoso.

martes, 9 de febrero de 2021

Marian Suárez, en su muerte

 



Los amigos de Marian Suárez sabíamos, desde hace tiempo, que la enfermedad avanzaba de manera inexorable y llegaría el momento de despedirla. Hoy, La Voz de Avilés, su Voz, nos informa de la noticia de su muerte, de su marcha.

Con Marian Suárez perdemos a un referente para los escritores, a una persona que aspiraba a ser poema más que poeta, con todos los riesgos que conlleva; con la búsqueda de la belleza y la reflexión. Se entregó a Avilés y a la cultura sin renunciar a su independencia. Prefería callar y que sus versos hablasen por ella. Por eso, mi homenaje es un poema escogido al azar.


Invidencia


Yo no sé del deseo

sino cuando se instala en la mirada

y rompe en el espejo su verdad.


Sino cuando circula mal el aire

y el corazón se vuelve débil

al rigor de la piel.


Sino cuando ya asume las cenizas

y traza con su bastón de ciego

los intersticios del placer

el residuo fugaz de una caricia:

otra forma de entrega

más oscura y secreta.


(Las calendas griegas, 2006)



jueves, 28 de enero de 2021

La trampa de las redes sociales

 


Photo by John Cameron on Unsplash


El veto de diferentes redes sociales a Donald Trump ha desvelado la trampa que tienden a la sociedad. No sé si de manera consciente o no. No es algo nuevo y, con cierta frecuencia, vemos a diferentes usuarios que comentan el veto a algunos contenidos por violencia o pornográficos, aunque, en algunas ocasiones, se trata de obras artísticas. 

Sin embargo, el veto implica una actitud activa, un cambio en su modelo. Se transforman en un medio de comunicación, no en un espacio para que sus usuarios comparten sus experiencias, fantasías, ideales o críticas del gobierno. En las democracias, los ciudadanos contamos con diferentes medios de comunicación que seleccionan, tratan y divulgan sus noticias. Cada uno escogerá los medios en función de sus preferencias, incluso en la cultura europea asumimos la necesidad de medios públicos para equilibrar ese debate. Los medios no son redes sociales y, como empresas periodísticas, son responsables sobre sus contenidos y de esas responsabilidades nacen ciertos derechos y obligaciones. Un periódico que publica una mentira debe rectificar e, incluso, indemnizar a personas o instituciones dañadas por publicaciones injuriosas.

Sin embargo, una red social, entendida como un espacio para compartir, no tiene ninguna responsabilidad. ¿Es responsable una compañía de telefonía de transmitir la señal que ordena un atentado? No, no lo es. Ni de lo que dice el asesino. Él responsable es él, la persona que ordena ese delito y el que lo comete.

Por eso, las normas de juego y las responsabilidades de medios de comunicación y las redes sociales son diferentes, deben ser diferentes.

Si una red social prohíbe a una persona usarla y divulgar determinados contenidos se transforma. Ya no es un espacio neutro. Por esa razón debería asumir responsabilidad sobre todos sus contenidos. No sólo con censura preventiva, como en el caso de Trump, o suspendiendo cuentas ante denuncias con procedimientos sumarios. 

Incluso, como sucede con los medios de comunicación, debería plantearse abonar la creación de contenidos que, hasta ahora,  recibe gratuitamente.

Pero en ningún caso debería quedarse en ambos lados. Es un peligro para la sociedad porque estaría consumiendo un medio de comunicación como si fuese una red social y está, como medio de comunicación, jugaría en posición de ventaja sobre el resto de los medios de comunicación.

jueves, 24 de diciembre de 2020

Feliz Navidad






Viajemos en el tiempo, hasta 1818, el maestro Franz Xaver Gruber no oculta su preocupación. El órgano de la Iglesia de San Nicolás, en la aldea austriaca de Oberndorf, se ha estropeado. La música para la Misa de Gallo se encuentra seriamente comprometida.
A pesar de su inquietud, no se desespera. Ve una guitarra e inicia una pequeña melodía. Es una música sencilla y le permite improvisar una canción armoniosa y dulce para dos veces y guitarra.
Había nacido Noche de paz, Stille Nacht. La letra está firmada por el coadjutor de la parroquia Joseph Mohr. La escribió después de visitar a una mujer muy pobre que acababa de dar a luz a su hijo. 
La belleza de la canción facilitó que se propagase por toda Austria. A su popularidad contribuyó que los Zillertaler, un grupo de músico que se basa en el repertorio tradicional austriaco, lo incluyese entre sus canciones. En 1831 la interpretó por primera vez en Leipzig, Alemania. Es la primera interpretación datada fuera de Austria. Desde entonces, se ha traducido a más de 300 idiomas y se considera el villancico más popular de la historia.

Y, por ese motivo, lo escojo para felicitarles hoy la Navidad. Feliz Navidad, les deseo un gran año. 

martes, 22 de diciembre de 2020

The Loudest Voice

 


Fuente: Daily Mail


No he encontrado muchos comentarios a la serie The Loudest Voice (La voz más alta) que, como mínimo, se ha podido ver por la plataforma de Movistar/Telefónica. Es una miniserie de siete capítulos, aunque casi resulta más apropiado entenderla como una película larga. 

En su equipo encontramos nombres como Russell Crowe o Sienna Miller, con una importante caracterización para reflejar a los personajes que representan. Y directores como Kari Skogland firma tres de los capítulos  y Jeremy Podeswa dos, apareciendo Stephen Frears en uno de ellos honor que también corresponde a Scott. Z. Burns.

La película narra el auge y caída de Roger Ailes a través de diferente sucesos en siete años diferente de su vida. ¿Quién es Roger Ailes? Es el fundador del canal Fox News, pero no sólo creó un canal de televisión, sino que dio forma a una manera de entender las noticias. No creo que los procesos culturales tengan un sólo padre, suelen aparecer varios promotores, pero, sin duda, uno de los impulsores del populismo televisivo es Ailes

Consciente del poder de la televisión, enfocó su trabajo hacia su ideología republicana y se convirtió en un verdadero azote de cualquier cosa que sonase a liberal o progresista. Pero también tenía un lado oscuro, más bien un agujero negro por su obsesión por el sexo que, sobre todo, alimentaba desde su posición de poder al frente de su cadena.

Todo ello aparece en la serie que presenta dilemas éticos, problemas morales que pueden aparecer en el ejercicio del periodismo, pero también una reflexión sobre la gestión de las organizaciones, el bien y el mal, la verdad y la mentira.

Me pareció una serie fascinante y, por ese motivo, os invito a verla. 


miércoles, 16 de diciembre de 2020

Tiempo de belenes

 Estamos en tiempo de belenes. La idea de recrear el nacimiento de Cristo se la debemos a San Francisco de Asís que, allá por 1223, representó el primer misterio. La iniciativa cuajó y debió gustar ya que 70 años más tarde tenemos los indicios de los primeros belenes en España.

Se trata de la Virgen de Revilla, que actualmente se conserva en el Museo del Cerrato después de haber sido robada en 1981. Hasta esa fecha se encontraba en su ermita en Baltanás, Palencia, donde existe una gran devoción hacia ella.

Fuente: Wikipedia

La Virgen de Revilla formaba parte de una pieza más alta. Muestra la Huida a Egipto y eso nos permite suponer que se trataba de una parte más en un belén monumental. Pero es la única pieza que se conserva. Por eso, tras el robo se custodia en el museo, salvo en días señalados que regresa a su ermita. En ella se encuentra en la actualidad una réplica. 

Más suerte tienen en Palma de Mallorca. Allí, el Hospital de Sangre, como se conoce popularmente al Hospital General de Mallorca, conserva el belén más antiguo de España. Se trata de una pieza del siglo XV, de la escuela hispano-flamenca. Lo integran 23 piezas de madera policromada además de ocho ángeles y una paloma del Espíritu Santo.

Fuente: https://travellingdijuca.com/2012/12/22/de-belenes-por-palma-2/

El acceso es gratuito y, además, este año es el primero en el que el misterio lucirá en su esplendor después de haber terminado una restauración, iniciada en 2014, y donde se invirtieron 100.000 euros. 


martes, 8 de diciembre de 2020

Diario de un confinamiento. Más navideños que nunca.

 

Photo by Gareth Harper on Unsplash




En mi barrio, algunos vecinos han tirado la casa por la ventana y se han puesto a iluminar no sólo las ventanas, sino toda la fachada del edificio. Leo en el periódico que el Ayuntamiento de Soto del Barco convoca un concurso para animar a los vecinos a iluminar sus viviendas con adornos navideños. Ciudades y comercios han iniciado antes que nunca la celebración de Navidad, la Navidad del confinamiento.
Serán unas Navidades extrañas, las más extrañas que hayamos vivido muchos de nosotros, pero menos que las de 1916 o las de 1943, cuando el horror de la guerra se apoderaba del mundo.
Pero son las nuestras, son nuestras navidades extrañas, las que recordaremos toda la vida como las primeras Navidades del confinamiento. Navidades sin cena de empresa, sin reunión familiar (salvo el encuentro por Zoom, pero convendrán conmigo que no es lo mismo); Navidades sin la copa con los amigos; sin la Cabalgata de Reyes... Navidades sin familiares y en familia. 
Navidades que vamos a disfrutar como nunca porque la Navidad es sinónimo de esperanza, de ilusión; celebrar la Navidad significa celebrar la humanidad, nuestra grandeza y nuestras miserias; es celebrar el Misterio de Dios encarnado y su mensaje de ilusión y sentido a toda la humanidad. Navidad es celebrar la vida, la alegría de vivir.
Por eso hay que celebrar siempre las Navidades. Y este año más que nunca.
Feliz Navidad a todos, de corazón.

lunes, 30 de noviembre de 2020

Diario de un confinamiento; El día de la bestia

 


Photo by Simon Wijers on Unsplash


La epidemia de la covid sigue asentada en nuestras vidas y las protestas de los hosteleros han protagonizado los diarios en los últimos días. Sin embargo, aún nos queda por superar el día de la bestia.

Si no estoy equivocado, el próximo 20 de diciembre será el momento de que todos los autónomos que se hayan acogido al aplazamiento de cuotas aprobado al inicio de la crisis deberán ponerse al día en sus obligaciones. Todos.

Es decir, que ese día, además de la cuota de diciembre, deberán tener liquidez para pagar una o dos cuotas. Ya sabemos que eso puede varias. En los niveles mínimos estaríamos hablando de un desembolso de algo más de 800 euros. Da vértigo. Porque lo que hemos vivido en los últimos meses invita a pensar que no son muchos los autónomos que hayan generado esa liquidez. Los gastos no se han detenido y, si lo han hecho, no en la suficiente medida. Es decir, pudo haber alguna renta perdonada, pero hay que comprar producto, pagar la luz... Si no se cambia, el 20 de diciembre puede ser la jornada en la que veamos cuantas empresas zombies han resistido hasta este momento y cuantas caerán... 

Pasear por cualquier ciudad permite ver el grado del roto de nuestra economía. Así que lo que puede suceder en unas semanas da para una película de miedo. Y de las buenas, de las de verdad.

A ver cómo salimos de esta.

jueves, 26 de noviembre de 2020

Diario de un confinamiento; Plague Inc

 


Protesta de autónomos en Avilés.


Hace años jugué al Plague Inc. No sé cómo llegué a él. Lo descargué en mi tablet y le dediqué bastantes horas. El jugador escoge un tipo de patógeno: virus, bactería, hongo... Su misión es destruir el mundo. La clasificación final se organiza en función del tiempo invertido en la destrucción del mundo y el número de víctimas hasta lograr extinguir a la humanidad. Jugué bastante y, de hecho, la crisis del Sars de 2012-13 me sacó del juego. En los informativos veía exactamente las mismas cosas que se sucedían en mi ordenador. Así que lo dejé por sanidad mental.

En la dinámica del juego, había un momento crucial: el inicio de las protestas, los motines, los disturbios por el avance del patógeno. Después de ellos se hundía el país. Era una buena señal.

Ahora, en plena lucha contra el Sars-cov 2 vemos protestas de empresarios y ya se han producido algunos disturbios. La situación es complicada. Todos los estamos viviendo. Todos lo estamos sufriendo. Y además no existe una respuesta fácil. Él que quiera darla se equivoca.

Después de todo, no deja de ser un derecho ciudadano expresar su malestar ante lo que considera una mala gestión del gobierno de turno. Y, en esta crisis, existe un claro consenso social en que el gobierno de turno, al menos en España, no está siendo todo lo diligente que sería de esperar. Sí, pero ¿si esa protesta sólo sirve para sembrar más malestar, para no solucionar los problemas o, trágicamente, eclipsar situaciones más dramáticas?



miércoles, 4 de noviembre de 2020

La magia de la escritura

 

Photo by Aaron Burden on Unsplash




Si debo explicar los motivos por los que escribo tengo razones suficientes. Desde la más sencilla (me gusta) al conocimiento que aporta toda escritura.
Más complejo me resulta detallar los motivos que me llevan a publicar. O tratar de publicar. Mi obra publicada es mínima y tengo la sensación de que el mundo me lo agradece. Lo cual no deja de ser una sensación un poco desalentadora cuando te acuestas o te pones a escribir.
Y también me lleva a una pregunta que, periódicamente, me hago cuando me pongo a escribir en este blog. 
Pero es una pregunta formulada de manera errónea. No se trata de los motivos para escribir, sino los motivos para buscar lectores. 
Encontrar lectores es saberte que no estás solo, que lo has escrito interesa a alguna persona. Aunque sólo sea para criticarlo, para reírse de lo que uno hace.
También aporta un sentido a ese esfuerzo, a ese trabajo. Si una persona ve reflejada sus sentimientos, inquietudes o, sencillamente, se ríe con lo que has hecho, habrás aportado algo al mundo. 
Grande o pequeño. No importa. Tampoco se preocupa el jardinero por la belleza de la flor que planta, simplemente la deja en el jardín para que embellezca la ciudad o sea contemplada.
Así va cobrando forma la magia de la escritura.

lunes, 2 de noviembre de 2020

Antidisturbios

 



Es la serie de moda. Y no me extraña. Los seis episodios de Antidisturbios que narran la historia de la unidad Puma 93 o Puma 96 (en todas partes leo lo primero, pero yo creo haber visto el 96) no se ven, se devoran. Termina el capítulo y te sorprende que hayan sido cuarenta minutos porque la impresión es que han sido sólo dos o tres. Rodrigo Sorogoyen, Borja Soler e Isabel Peña narran con pulso firme las aventuras y desventuras de estos policías. Corrupción y política van de la mano en una serie que debería interpretarse como una gran película. Los actores se encuentran en estado de gracia. Todos, sin excepción. 

Y luego está la polémica. No podía faltar. El gran acierto de la serie es no elogiar a los Antidisturbios ni tampoco criminalizarlos. Con la prudencia que no me da conocer a ningún integrante de la Unidad de Intervención Policial me atrevo a afirmar que la gran virtud de la película es presentarlos como personas normales, ciudadanos de carne y hueso, con sus problemas y sus dudas, con sus vicios y pasiones; que sufren en su trabajo como sufren todos los trabajadores y que sólo esperan en tener un reconocimiento social por una tarea tan ingrata como necesaria. 

El mío, al menos, lo tienen. 

domingo, 9 de agosto de 2020

Soniché, nuevo disco de Abdón Alcaraz

Es una suerte tener amigos como Alejandro Arias Torres. Sin él, no hubiese conocido al músico murciano Abdón Alcaraz. Rectifico, hubiese tardado en conocerlo porque con el talento que tiene llegará un momento en el que todo el mundo hablará de él y disfrutará de su música.

Para contrastar, os copio el video de la presentación de su Bolero Flamenco en el Festival de Jazz de San Javier. Algo más de hora y media de buena música. Si os gustan esos territorios, aprovechar la oportunidad.





Llegará a triunfar,  el momento en que los aficionados al jazz disfrutarán con él. Pero antes de que llegue ese día, ya podemos disfrutar de su música. Ahora mismo está lanzado en una campaña de mecenazgo para producir el que será su cuarto disco: Soniché. Aquí os dejo el enlace para el que se quiera sumar.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails