lunes, 17 de septiembre de 2018

El precio de la vida



Triste, hermosa, decadente... El mayor defecto de Animales nocturnos es que se refleja en exceso la estética de Tom Ford. Sí, reconozco que me gusta, que me seduce aunque un universo tan tomfordiano me llega a resultar frío, asfixiante, porque la vida es mezcla, jaleo, ruido.
Pero ello no quita ni un gramo a esta película que siempre el desasosiego con su reflexión sobre el precio que la sociedad asume por el éxito, incluso a costa de la soledad.

sábado, 15 de septiembre de 2018

Se acerca el apocalipsis


Que se acerca el apocalipsis, el fin de los tiempos, el argamedón y la destrucción de Occidente tal como lo conocemos es algo sabido y conocido. La presidencia de Pedro Sánchez es el menor de los indicios. Hay otros mucho más sutiles, pero no por ello menos evidentes. Por ejemplo, los sabores de las patatas fritas.
No me refiero a esas aberraciones de patatas fritas con sabor a jamón o a queso, no; eso son simplemente perversiones de una sociedad insatisfecha, que no se quería limitar a la duda razonable entre la patata frita normal o la ondulada; la patata frita del gran fabricante industrial o la pequeña fábrica local; ni aludo a las patatas fritas con sabor a cebolla, propia de una sociedad naturalmente pervertida como la británica, aunque ya sabemos que eso de vivir en una isla siempre marca.
No, hay síntomas más claros, aterradores como son esos sabores que patatas fritas con sabor a huevo frito; o huevo frito con jamón, o con chorizo. ¿Qué será lo próximo? ¿Patatas fritas con sabor a percebe? ¿A coles de Bruselas? ¿A tarta Tatin?
No, será con sabor al fin del mundo, a la destrucción de la sociedad y del mundo civilizado. 

martes, 11 de septiembre de 2018

Un nuevo año

Photo by MILKOVÍ on Unsplash




Uno mantiene su costumbre de organizar el año por cursos académicos. Aunque la balanza comienza a equilibrarse fueron muchos años y uno se adaptó. Además, el verano siempre marca un ritmo diferente; las Navidades otros y en Semana Santa el calendario cae de una manera muy concreta. Así que con Costillina regresando al cole, llega el  momento de pensar en todos los retos que se presentan por delante, para este curso.
No creo que llegue a terminar mi primer cuaderno de apuntes. Queda mucho por pulir. La novela va bien, igual me da la alegría de dejarla encaminada. Siempre saltará la liebre de algún relato y, vete a saber, lo que sucede con la poesía.
Y luego está todo el estudio, el trabajo... Sí, será un buen año, un buen curso. Lo presiento.

sábado, 8 de septiembre de 2018

Mis amigos: futuras calles de las ciudades



Photo by Aaron Lau on Unsplash


Mis amigos: futuras calles de las ciudades.

Hoy
para muchos
son sólo unos nombres,

Pero en el siglo XXI
serán las calles de las ciudades.

Por supuesto,
si es que existen ciudades.



Izet Sarajlić
Seix Barral, Barcelona, 2017

viernes, 7 de septiembre de 2018

Someday My Prince Will Come




Me gusta el jazz. Lo confieso. No soy un entendido ni un fanático, no distingo los estilos ni a los intérpretes, pero desde la primera vez que mi padre me llevó a una jazz sesion en el Allegro Ma Non Troppo supe que esa música que me cautivaba cuando la escuchaba me iba a acompañar siempre.
¿Por qué? Ignoro los motivos.
Entre las posibles causas, su poder cautivador, seductor. Es escuchar jazz unos minutos, incluso unas pocas notas, y saber que tienes una historia entre las manos. Tan sólo te queda el reto de buscarla.

jueves, 6 de septiembre de 2018

¿Acción o cine existencial?

http://www.almasoscuras.com/infierno-blanco-review



Hago este comentario con un par de años de retraso. Tal vez alguno más. No lo sé. El caso es que hace tiempo (ese margen de tiempo que no recuerdo) ví Infierno blanco. Llegué a ella de manera casual, anecdótica, buscando algo para ver y empezamos a verla sin saber muy bien de que iba.
Y bien. Empieza de manera brutal, con un accidente de aviación narrado de tal manera que si vas a volar mejor que te abstengas de ver la película. Se puede definir como una película de acción, la narración de un grupo de personas que intenta sobrevivir en un mundo hostil. Pero, en realidad, es mucho más. Es una película sobre la vida, una narración existencial ya que, después de todo, a diario tratamos de sobrevivir en esta jungla que nos rodea. La lectura existencial se subraya con el poema que Liam Neeson recita al final del filme:
Una vez más, combatiré
la última gran pelea de mi vida 
hoy, viviré y moriré 
hoy, viviré y moriré.


Fue tan impresionante que puse la versión original para confirmar la declamación de Neeson. Y sí. resultaba todo lo impresionante que era doblada al español. 
Unos versos, junto con otra escena que no desvelaré, trasladaba la película al terreno existencial, si así lo quería el espectador. 
Siempre te puedes quedar en la película de aventuras. En ese caso, tampoco te iba a resultar aburrida.

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Lecciones de Twitter

Photo by Marten Bjork on Unsplash



De todas las lecciones que me da Twitter mi preferida es la que me recuerda que cada uno es responsable de su vida. Después de todo, muchas de las personas que parecen en tu pantalla las has seleccionado con tus criterios; son tus ideas las que te llevan a responder y dialogar. Y, después de todo, son las ocurrencias de cada uno las que llenan de contenido la red social del pajarito.
O sea que, al final, uno dispone en su pantalla de tanta excelencia como quiere tener en su vida; se embadurna de tanta mediocridad como quiere; lee a tantos sabios como aspira a conocer. Al final, Twitter es el reflejo de cada uno.  

martes, 4 de septiembre de 2018

Tormenta de documentales


Photo by Jakob Owens on Unsplash

Me hago mayor. Es inevitalble, incluso se puede considerar una buena noticia. Pero tiene sus derivadas. Los gustos cambian y así, por ejemplo, cada vez veo más documentales. De la misma manera que cada vez leo más ensayo. Antes, veía en la librería la mesa de ensayos y giraba, luego comencé a mirar y ahora, cuando me acerco al medio siglo, me paro, miro y compra.
Con el cine me pasa lo mismo, aunque compagino esta tendencia con las películas de superhéroes, pero eso es para otro día.
Yo, lo que quería hoy, era presentar Documentary Storm. Roza el paraíso para los amantes de los documentales. Y lo es si tu nivel inglés va más allá del mío, que no pasa de decir jelu ai dont no spik inglish, muy difícil. Ya sé que tanto tuteo igual es excesivo, pero es la ventaja de tener una exigua audiencia. Conozco a todos y así los puedo tutear.
Pero regreso a la Tormenta Documental. La web te permite buscar documentales por temas y también cuenta con un pequeño espacio para debatir sobre ellos. Una pasada. Ahí de todo, de todos los temas y de todas las duraciones. Una gozada. Para disfrutar, si te gusta el documental.

lunes, 3 de septiembre de 2018

Los aliados de la poesía

Photo by Tom Barrett on Unsplash




A Mića Danojlić

Salvo el futuro, la poesía no cuenta con ningún aliado.
Es en vano que alguien de paso nos regale una sonrisa
de aprobación.
Es en vano que en algún pleno suenen las palabras del poeta
que justo porque sonaron en un pleno mañana las puede
cuestionar cualquier persona.
Es en vano que al poeta le pidan su opinión en cada
encuesta sobre la contaminación del aire.
Es en vano que los vecinos miren con envidia a la mujer
del poeta.
Salvo el futuro, la poesía no cuenta con ningún aliado,
precisamente hoy, cuando estamos, sobre todo, privados
de futuro.

(1967)
Seix Barral, Barcelona, 2017

domingo, 2 de septiembre de 2018

No se enteran de nada

Photo by Frame Harirak on Unsplash
En la biografía que Diego Carcedo dedica al general José Antonio Saénz de Santamaría describe el encuentro de éste con Santiago Carrillo durante un acto en el Hotel de La Reconquista. Ambos se acercaron y, ante la sorpresa de muchos, dos enemigos de la Guerra Civil se fundieron en un abrazo. 
Eso fue la reconciliación de la Transición, ese fue el espíritu de la concordia que los actuales vientos intentan desterrar.
Porque algunos no se enteran de nada.
La Transición significó un perdón para todos. Porque en la Guerra Civil, en la República hubo suficiente mierda para que los historiadores se entretengan y los demás vivamos, incluso podamos debatir pero no intoxicar la actualidad, incorporarlos a la agenda política de una manera claramente tóxica.
Por eso durante años nadie recordaba a Carrillo su vinculación con Paracuellos, ni se reprochaba al PCE su intento de golpe de Estado a la República que contribuyó a debilitarla, ni la purga del POUM que tampoco ayudó. De la misma manera que nadie puede dudar de que el régimen de Franco fue una dictadura, legitimada internacionalmente, eso es cierto, pero una dictadura.
Sí, hubo asesinatos y torturas. Y nadie con un mínimo de sensibilidad puede discutir que los españoles tenemos una deuda pendiente con mucha gente que yace en los caminos y cuyas familias llevan demasiados años sin poder tener un sitio digno donde ir a recordarlos, a honrar su memoria.
Y mezclar todo esto, crear una especie de combinado con olvido, desmemoria e ignorancia, ¿a dónde nos lleva? Nos aleja de la realidad, de nuestros problemas cotidianos; permite que el gobierno haga el ejercicio de que gobierna pero, en realidad no cumple sus deberes.
Por último, Franco no quería ser enterrado en el Valle de los Caídos. Así que la exhumación del cuerpo representa cumplir la voluntad del dictador. Ahí dejo eso.

sábado, 1 de septiembre de 2018

El metro asturiano: historia de un fracaso

Photo by Jorik Kleen on Unsplash


Hace unos días, cogí el tren para ir de Avilés a Xivares. Lo que era el Feve y que los antiguos aún recordamos como El Carreño. De la estación de Avilés salimos dos personas. Y una de ellas era el conductor. Al poco, en la parada del antiguo apeadero, se subieron cerca de diez personas y el viaje se convirtió en algo normal, perdió ese carácter excepcional de tener dos vagones de ferrocarril para uno sólo.
Vivo en Gijón y trabajo en Avilés. Con frecuencia, de la que regreso a mi casa, veo pasar el tren. Cuando es de noche se ve perfectamente que suele ir vacío. Con independencia de la dificultad de coordinar los horarios de un periodista, pienso en lo bien que viajaría ahí, sentado, escuchando un podcast o leyendo. Salvo los peros.
El primero es que el traslado en mi vehículo privado, y diésel, a mi trabajo me lleva unos treinta minutos, siendo generoso. Y con libertad total de horarios. Frente a los cuarenta, siendo tacaños, que me podría llevar el tren y atándome a una disciplina de horarios.
El segundo es que la escasa accesibilidad a las estaciones. Si voy a Gijón tren, el tiempo de desplazamiento se dispara. Quince minutos para llegar, 45 de viaje... No puede competir.
Y si me acerco a Veriña, me encuentro con una estación de complicada accesibilidad y que da miedo.
Así que me decanto por mi coche. Me cuesta más dinero, pero gano en comodidad.
Todo esto es una experiencia personal. Pero mi vida es extraordinariamente cotidiana. Luego entiendo que si me sucede a mí, otras muchas personas se encuentran en la misma situación.
De esta manera, se puede vislumbrar las razones de que Asturias carezca de metro, de una comunicación de cercanías entre sus núcleos de población digna del área metropolitana que es. Si a eso le añadimos desgracias como el traslado de la estación de Gijón, entendemos porque las cercanías ferroviarias en Asturias no terminan de despegar, todo lo contrario. 
Es la historia de un fracaso escrito por una clase política con nula tendencia a la reflexión y el estudio.

viernes, 31 de agosto de 2018

Una pesadilla: justicia social

Photo by Francesco Tommasini on Unsplash





He tenido una pesadilla. El gobierno ha hablado de justicia social. Lo suyo, por lo visto, no es reducir la deuda pública, gestionar los servicos, asegurar la libertad, la igualdad entre los españoles. No. Lo suyo es la justicia social. Ahí es nada. Puro escalofrío. Justicia social que, como se hace al albur del que la dicta, no suele ser justicia ni social.
Justicia social suele ser el sinónimo de que nos van a dar a los que trabajamos; que las cosas no funcionarán como dijeron que iban a funcionar, pero no tenemos que preocuparnos, porque es por justicia social.
La justicia social no suele ser ni justa ni social; más bien todo lo contrario.
Vienen malos tiempos. Se nota en el ambiente.

Don't Dream It's Over




A mediados de los noventa, un anuncio promocionaba el recopilatorio de Crowed House como ese grupo que has escuchado pero del que no sabes su nombre. Puede ser cierto, al menos en mi caso lo era. Y conocozco a mucha gente en una situación idéntica.
Posiblemente, ser de Nueva Zelanda provocó esa falta de popularidad.
Pero no les resta ni un ápice de su calidad musical. Más de veinte años después de dejar el escenario, las canciones de la banda siguen siendo tan hermosas, tan perfectas, tan fascinantes como la primera vez que la escuchamos.

jueves, 30 de agosto de 2018

La delgada línea de la ficción

https://www.espinof.com/criticas/la-venus-de-las-pieles-ficcion-realidad-y-teatro


El escritor austriaco Leopold von Sacher-Masoch se vincula al masoquismo gracias a su novela La Venus de las pieles. Su obra ha tenido numerosas adaptaciones, tanto teatrales como cinematográficas. En 2013, Roman Polanski se acercó a la obra a través de esta película. Es una obra sencilla, un duelo entre dos actores y en el que, superando la temática erótica, lo interesante es la reflexión sobre la ficción, la delgada línea que se encuentra entre ficción y realidad. En este caso concreto, se vive desde el teatro, pero es una obra que seduce a cualquier persona interesada por el mundo de la ficción.

miércoles, 29 de agosto de 2018

Avilés o igual llega la suerte

Photo by Juan Gomez on Unsplash


Avilés igual está de suerte. O al menos uno, que intenta ser de naturaleza optimista, así lo piensa después de haber asistido a la Misa de San Agustín en la Iglesia de San Nicolás de Bari.
No sólo por la madurez de Alfonso López, un párroco querido y que no cesa de crecer en sabiduría espiritual. Sus palabras pudieron ser un aldabonazo, un toque de atención para muchas personas estrechas de miras.
Porque ante una situación grave como atraviesa Avilés, y hablamos de envejecimiento y de éxodo juvenil, recordó componentes sustanciales para cualquier receta de éxito: la unidad, el trabajo común, la cooperación; la necesidad de superar la lógica del yo y sustituirla por la dinámica del nosotros... 
Espero que sus palabras calen, que el mensaje llegue en el inicio de un curso político especialmente complejo. El último domingo del próximo mes de mayo habrá elecciones y, a buen seguro, la triple cita con las urnas marcará los próximos meses y forzará votaciones negativas donde, en condiciones normales, saldrian los expedientes y se resolverían los asuntos que la ciudad necesita.
Por lo menos, Alfonso López podrá decir que él lo intentó.

martes, 28 de agosto de 2018

La taberna del Zurdo

http://www.latabernadelzurdo.com




Hemos ido un par de veces y cada vez salimos igual de contentos. El mérito de descubrir La taberna del Zurdo fue de Costilla y los demás  lo celebramos. La decoración indica por donde irán los platos: orginales, pero sin pasarse. Y, sobre todo, sin olvidar las raíces asturianas. En cierta manera, se podría definir como una relectura de la gastronomía tradicional asturiana.
Cuenta con menú del día y carta. En ambos territorios, nos hemos encontrado bien y disfrutado del rato.
No hay que olvidar la profesionalidad del servicio de sala, que se encuentra a la altura de la cocina.
Totalmente recomendable.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails