jueves, 12 de abril de 2018

El creador de la Navidad

Fuente: Wikepedia


El santoral del día recuerda hoy a San Julio, el primer papa con tal nombre y el número 35 de los sucesores de Pedro. En Internet es fácil encontrar información sobre él. No fue el suyo un papado sencillo, le tocó lidiar con la herejía arriana y, entre sus ideas, se encuentra fijar el día de Navidad. 
Hasta su papado, no se celebraba la Navidad, sólo la Epifanía del Señor, el seis de enero. De hecho, hoy en día las Iglesias ortodoxas no celebran la Navidad el día 25 de diciembre, sólo Reyes.
Pero San Julio decidió que se debía celebrar el Nacimiento de Cristo. En una lectura rápida de webs católicas (Alfa y Omega, Catholic Net), incluso la Wikipedia no encuentro los argumentos de su decisión. Supongo que era la manera de demostrar que Jesucristo nació hombre sin perder su naturaleza divina, una realidad que en la Epifanía se manifiesta con los tres regalos e igual resultaba más compleja.
Pero esto es una divagación mía. Lo importante es que San Julio montó una buena. Los que disfrutamos de la Navidad estamos de enhorabuena. Debemos alegrarnos por la idea de este buen hombre. Normal que lo declarasen santo.

miércoles, 21 de marzo de 2018

Los críticos de poesía

Photo by Thought Catalog on Unsplash


LOS CRÍTICOS DE POESÍA

¿Por qué los críticos de poesía
no escriben poesía
si todo lo saben sobre poesía?

Si supieran,
tal vez preferirían escribir poesía que sobre poesía.

Los críticos de poesía son como los viejos,
también ellos saben todo sobre el amor.
Lo que no saben es hacer el amor.




(1982)


Seix Barral, Barcelona, 2017

martes, 20 de marzo de 2018

Cosas del tiempo

Photo by Ali Inay on Unsplash


Me gusta el invierno, disfruto con el otoño, es un placer las tardes delante de la chimenea, ver llover... Pero, esto ya es demasiado. Ya necesito buen tiempo: las mañanas alegres de la primavera, pasear de noche viendo las estrellas, las tardes en la piscina, la siesta huyendo del sol....
Mientras llega el momento, y si es que llega, habrá que poner algo de música. Soy una persona de gustos variados, de amplio espectro. Leyendo los boletines de la agencia SINC veo que no me puedo acercar a Bob Dylan. Tiene 163 canciones que hablan de fenómenos metereológicos. En un autor tan prolífico como el bardo estadounidense igual es un porcentaje pequeño, pero han detectado unas doscientas alusiones al clima en su tiempo. 
En mi consuelo, el artículo aclara que los científicos no dedicaron mucho tiempo a investigar estas cosas. Fueron esparcimientos intelectuales, como el descubrimiento de que George Harrison escribió Here comes the sun después de un largo y frío marzo, cuando disfrutaba de un abril soleado. Ojalá sea así este año.
Por si acaso, me quedo con la versión de Sherly Crow.

sábado, 17 de marzo de 2018

Vida de un minero

Fuente: http://www.lne.es/asturias/2014/10/10/guerra-siente-sorpresa-asombro-desaliento/1653942.html



Algún día se escribirá la historia de José Ángel Fernández Villa. No tengo ninguna duda de ello. Aunque, de momento, nos quedaremos en la crónica judicial. 
En esa vida existe un verdadero filón literario. No creo que ningún escritor hubiese sido capaz de imaginar una biografía similar, con un puño levantado y con el otro recogiendo billetes.  Aunque, con la que está cayendo últimamente, aclaro: no quiero decir que la persona real lo haya hecho, aludo a la creación literaria.
El caso es que ya tengo ganas de leer ese monólogo de un lider en Rodiezmo, gritando soflamas y pensando en el dinero que iba acumulando; la descripción de su austeridad y modestia camino de la delegación de la Agencia Tributaria para regularizar su dinero... ¿Y si si demuestra que todo el relato de la fiscalía es falso, falaz, una mentira para hundirlo? Estaríamos ante un Ulysses minero. 
Pero, lo mejor, lo más interesante, será el relato de quienes lo rodearon. Brota pura humanidad de ellos y, por lo tanto, no extraña ver a quienes ahora se cuelgan medallas con enfrentamientos a Villa. Todo el mundo le reprochaba su actitud, aunque los demás no escuchábamos nada. 
Y los tradicionales desplantes de quienes debiéndole buena parte de su carrera y hacienda, pasado y futuro, corren a la plaza de la Concordia para gritar: "¡Qué lo guillotinen, pureza y ética para la clase obrera!" Y ese clásico de la mezquindad humana: "Yo ya lo sabía, no me engañaba; me sorprendía ver como todos los compañeros aplaudían sus reflexiones, que siempre me parecieron pobres..."
Será un libro magnífico. Estoy seguro de ello.
Y como el León de Tuilla hable, más aún.

martes, 13 de marzo de 2018

La muerte de la Coca-Cola

Photo by Sarah Louise Kinsella on Unsplash


No tengo duda de que la Coca-Cola desaparecerá. Terminará cerrada, muerte, sin vida, inerte ante la competencia, cerrada. Pero la culpa no será de que se divulgue su fórmula secreta, ni de la competencia o de que se produzca otro refresco mejor, con más chispa y más vida. De hecho, lo hay (el agua, la sidra, la cerveza y el vino, así, sin forzar la máquina) y no logran desbancarla.
El mérito, en este caso demérito, será de la Coca-Cola.
Porque tú llegas al lineal del supermercado, o le pides a tu tendero de toda la vida, un Coca-cola y te responde si la quieres light, cero, doble cero o sin cafeína, coca-cola normal, con hierbas-green, light con cereza, light doble cero; cero con Puigdemont, normal edición vintage, las del nombre (ahí tienes que matizar el nombre y el tipo: cero, doble cero, light, sin cafeína, con azúcar o sin cafeína)...
Total, que después de quince minutos, o más, escuchando pides un botellín de agua, o estiras la mano y escoges el primer producto que encuentres, que igual no es Coca-Cola. Y de ahí al cierre, un paso. Seguro.

lunes, 12 de marzo de 2018

Adiós, amigas



Sí, no queda más remedio que acostumbrarse a la muerte. El fuego se llevó a las jirafas de Cabárceno, donde hicimos tantas fotos y tan buenos recuerdos nos dejaron. No sabemos donde nos espera, pero sabemos que nos aguarda. No hay día que no recuerde a todos los que se han ido, y cada día tengo más gente que recordar.
Los que se han ido y los que se irán... ¿Qué lugar ocupamos en esa lista? Si muriese esta noche, quedarían un par de apuntes para salir en el futuro. Lo digo por si sucede, aunque, si fuese por mí, mañana volvería a despertarme. 
Pero no depende de uno. De uno, lo que depende, es el disfrute de la vida, la satisfacción de cerrar los ojos (para dormir, ¿eh?) sabiendo que la jornada ha sido satisfactoria. Y eso, desde luego, que intento lograrlo cada día.
Mira a estos lugares me llevan dos jirafas, dos sencillas jirafas.

domingo, 11 de marzo de 2018

¿Dónde estuviste el 8M?

Photo by Samantha Sophia on Unsplash


Dentro de unos años, llegará un día en el que Costillina me preguntará: "Papá, ¿y donde estuviste el 8 de marzo?"
"Pues te llevé al cole. Tenías miedo de que no hubiese nadie. Así que te dije que, si no había movimiento, te vendrías a trabajar. Pero fueron los suficientes amigos para quedarte en clase. Luego me fui a hacer la compra, prepare la casa y me fui a trabajar. Fue un día tranquilo".
"Pero, ¿no hiciste huelga, no paraste dos horas, no te sumaste a la movilización?"
" No, Costillina. No paré. Incluso hice una micro-campaña contra la movilización".
"Pero papá, ¿cómo es posible? Si siempre mes alentado, me has enseñado que no tengo límites por ser mujer; en casa siempre te visto dispuesto: te he visto planchar, cocinar, limpiar, hacer la compra. Tú y mamá os organizasteis siempre bien".
"Bueno, Costillina, no tiene ningún mérito. Trabajando los dos o te organizas o no vives. No es nada excepcional. Mira a todos nuestros amigos. Todos hacen lo mismo".
"Ya, vale. Pero, ¿por qué no paraste el 8 de marzo?"
"Mira, Costillina. Era una movilización que, sobre todo, tenía un ingrediente que no me gustaba ni me gusta: marxismo, marxismo con faldas".
"Pero, ¿qué dices?"
"Sí, detrás de esa movilización, lo último que estaba era la igualdad de la mujer. El modelo de sociedad machista castiga tanto a los hombres como a las mujeres. No es mi modelo de sociedad. Yo quiero una sociedad libre, de hombres, y mujeres, libres. Porque la libertad es nuestro bien más preciado, es  lo que nos hace personas: la capacidad de escoger, de asumir derechos y responsabilidades, de levantar y caerse, de decidir cada uno, y cada una, lo que desea en su vida. Esa sociedad no se puede construir con una única parte. O la hacemos entre todos, o no se hace. Porque el hombre y la mujer son iguales. Nace iguales. Con naturaleza diferente, pero con igual dignidad. 
Y, en esa movilización, no había nada de eso. En los países donde más triunfo es donde había más libertad y, contra ella, era la movilización".

Photo by James Motter on Unsplash

"No, papá, te equivocas. Era para lograr desmontar prejuicios, para luchar contra el patriarcado, para demostrar lo que son las mujeres".
"Si tú lo dices, no voy a discutir. Pero yo no observé eso. Sobre todo, lo que había era una lucha de clases. Del marxismo surgió el comunismo. Su primer camelo engañó a muchos: la lucha de clases. Sí, la desigualdad social. Misteriosamente, triunfó en un país donde, según Marx, no debía haber comunismo, pero triunfó y los rusos lo pagaron con sangre. Y, tal vez, sigan con ello.
"Pero esa ideas, como los virus, mutaron. El segundo comunismo fue el ecologismo. La lucha de clases se transformó en la lucha entre hombre y naturaleza. El hombre era el opresor y la naturaleza la víctima, que, en su catástrofe, iba a destrozar todo. Lograron triunfos, pero no tantos como el primer comunismo.
"Y ahora estamos con el tercer comunismo: la lucha de sexos. La dialéctica es ahora el enfrentamiento hombre y mujer. Los hombres son los opresores, las mujeres las víctimas. La victoria llevará a la sociedad idílica, lo que, significará, un nuevo infierno en la tierra como ha sucedido siempre que se ha tratado de convertir en realidad una utopía. No se puede destruir la libertad de la persona sin terminar con la persona. El método es siempre igual. Una realidad desigual, porque no se puede negar la existencia de injusticias sobre las mujeres, discriminaciones que se deben evitar, para tratar de instaurar un sistema igualitario que destroce a la humanidad".

....

El día que Costillina me responda, escribiré la respuesta.

lunes, 12 de febrero de 2018

De que hablamos cuando hablamos de oficialidá

Photo by Ines Álvarez Fdez on Unsplash




Es uno de los temas que más encienden los ánimos de Asturias y todo apunta de que el debate de la oficialidad (oficialidá) marcará la agenda política de los próximos meses. Es un tema que se encuentra latente y que resulta difícil de entender a quienes no viven en Asturias, porque también resulta difícil de entender a quienes vivimos en Asturias.
Después de todo, ¿de qué se habla cuando se habla de la oficialidá?
No dudo de que hay políticos que izan esa bandera porque no tienen otra para este momento. O, si las tienen, saben que levantarla generaría un problema grave a su partido. Pienso en Adrián Barbón y que ha prendido la mecha del actual debate, como forma de marcar distancia con los últimos años del gobierno socialista en Asturias sin hacer más sangre de la estrictamente necesaria.
Lo que más me inquieta son las voces que se une, el coro de quienes reclaman la cooficialidad del asturiano y el español como algo necesario, imprescindible, crucial para que el bable no muera.
Y es que a mí, eso de la oficialidad no me gusta nada. Más bien, me asusta. Y digo porque. Me parece muy bien el apoyo al asturiano, las subvenciones a las editoriales para la publicación de autores, incluso que se emitan películas dobladas aunque no haya podido terminar ninguna. Ya sé que es algo cultural, pero de la misma manera que mi mente puede asumir a Christopher Lambert falando en castellán, nun ye lo mismu n'asturianu.


Pero seamos serios. En Asturias ya existe un marco legal sobre el asturiano, vigente desde 1998 y que aún dispone de recorrido. Por ejemplo, es una norma que permite que todos los asturfalantes se comuniquen con la administración autonómica y, en el caso de la estatal, da cobertura a la firma de convenios con ese fin; por ejemplo, asegura la presencia en el sistema educativo sin menoscabo del resto de conocimientos y la valoración del asturiano en las convocatorias públicas. Es una ley con los mismos efectos que una oficialidad. La norma se basa en dos grandes principios. El primero es entender al asturiano como una parte del patrimonio cultural de los asturianos; el segundo es la libertad para su uso. 
Y yo creo que aquí está la clave del debate de la oficialidad. Se habla de oficialidad para no usar palabras como imposición o merma de la libertad. Los llamados avances que se dan en la promoción del asturiano utilizan como ingrediente fundamental la pérdida de libertades ciudadanos. Miren, por ejemplo, lo que pasa en la Educación Primaria. Los escolares pueden elegir Llingua asturiana, pero la otra opción no un segundo idioma moderno, u otra asignatura. La disyuntiva es Cultura asturiana. ¿Qué prefieres: coca-cola o pepsi? Te doy la libertad de elegir, pero no te ofrezco la posibilidad de hacerlo. 
Hablan de oficialidad, cuando lo que quieren es restringir la libertad.

viernes, 26 de enero de 2018

Qué se lleva el hombre consigo




Que lleva el hombre consigo

A una cita de amantes:
el ramo de rosas
o simplemente las entradas
para algún estreno;

al viaje:
un viejo reumatismo
o alguna novela de quiosco
con un revólver
en la cubierta;

a una isla desierta:
los recuerdos de los encuentros pasados
y la esperanza
en el retorno
entre la gente;

a la guerra:
la imagen de la mujer
y una hoja de abedul
caída en el jardín.

Sólo a la muerte
sólo a la muerte
el hombre no lleva nada.

¡Ni un paquete de cigarrillos!





(1967)
Seix Barral, Barcelona, 2017

martes, 16 de enero de 2018

Smith, no estropees más películas



Confieso que vi El príncipe de Bel-Air y que, incluso, en algún momento me reía. Pero era un adolescente. Igual sirve de eximente.

Más grave fue el momento en que pensé en que Will Smith podía llegar a ser un buen actor. Vale, fue enajenación mental transitoria por Ali y volví a picar con Soy leyenda, pero no. Señor Smith. Sigue visitando a Pablo Motos, ganando dinero a paladas y todo lo que quieras, pero, por favor, por lo que más quieras, no estropees buenas películas. 

Tu última damnificada: La Belleza inesperada (Collateral Beauty). El planteamiento es interesante, la idea sugerente, pero... Tranquilos, para los pocos lectores que tengo no voy a destripar nada. Perto todo se cae con el señor Smith monoexpresivo , plano, aburrido... No sé si va a matar bichos, salvar el mundo o qué...
Por favor, Will, no fastidies. Con la cantidad de guiones malos y aburridos, ¿por qué no te dedicas a ellos y dejas de fastidiar lo que podrían ser buenas películas? Total, tu amigo Motos te seguirá entrevistando. 

martes, 9 de enero de 2018

Desde Mala Duba



Photo by Nathan Anderson on Unsplash


La noche oscura
como los celos de Otelo
huele a lavanda, a pino y a mar.

Una noche como ésta cayó Troya.

Una noche como ésta asesinaron a Lorca.

Una noche como ésta se incendió París.

Una noche como ésta inconscientemente te preguntarás
cuántas noches de amor
te quedan.

(1967)


Seix Barral, Barcelona, 2017

martes, 26 de diciembre de 2017

Imaginad lo inimaginable

Photo by Everton Vila on Unsplash


¡Imaginad lo inimaginable:
cincuenta años de paz!
Ninguna mujer recibe una pensión
en nombre del marido caído.
Todos los maridos están vivos
o enamorados de las vecinas.
Nadie escribe "Los ojos de Elsa"
ni "Fosa"
ni "El tren de medianoche se iba al frente".
Los críticos mueven dudosos la cabeza
y discuten sobre la crisis de la temática de la guerra,
porque, por supuesto, al menos en teoría,
nadie tiene ganas de morir.
Todo el mundo escribe poemas de amor.
Incluso los alemanes. 

(1965)

Seix Barral, Barcelona, 2017

lunes, 25 de diciembre de 2017

Nueva canción de Navidad




Navidad en las juventudes,
Navidad en el corazón;
suenen guitarras y laúdes,
resplandezcan Venus y Orión.

Multiplíquense el pez, los panes
desde Persia hasta Singapur,
y desde el Norte a Magallanes
se contemple la Cruz del Sur.

Vuelen las cándidas palomas,
de los tejados al pajar,
desde las torres a las lomas,
desde los cielos al altar.

Que los tres Reyes deslumbrantes
llenen la Tierra de esplendor;
pero no sirvan los diamentes
para las manos del traidor.

Vuelva la paz al mundo entero,
truque en estevas el fusil,
sin comadrejas el granero
y sin raposas el cubil.

Suenen panderos en las manos,
brille la estrella de Belén;
y que no existan los tiranos
en todo el Orbe, Paz. Amén.



Que este terrible mundo oblicuo
deje en la sombra de acechar;
desaparezca el hombre inicuo
que se complace con matar.

Vuelva la gracia del Retablo,
ría en su cuna el Niño-Rey;
pero que no se lleve el diablo
Niño y Establo, Mula y Buey.

Sepan los niños del mañana
que hubo unos niños sin jardín,
siempre seguidos por la insana
sombra de Marte y de Caín.

Que iban, Judas en submarino
y el rey Herodes en avión,
ametrallando en el camino
a la niñez y a la canción.

Cante el gallo con voz de aurora,
tiemblen Judas y Barrabás;
pero no triunfen, como ahora,
Poncio Pilatos y Caifás.

Vuelva al Camino Don Quijote
y, alta la diestra y voz viril,
libre de yerros al galeote
y huyan verdugo y alguacil.

Cante la infancia villancicos,
cante la fuente y el rosal;
pero los pobres y los ricos
vivan en un mundo más cordial.



Rían los niños y el anciano,
rían las madres sin temor;
ría la tierra con el grano,
ría la estrella con la flor.

Ría el humano pensamiento,
ría la fuente en el pinar;
rían las alas en el viento,
rían las olas en el mar.

Menos trincheras y estandartes,
menos odio en la multitud;
más Minervas y menos Martes,
¡y una canción de juventud!

Brinquen rebaños y pastores,
suenen la gaita y el rabel;
palmas y olivos, luna y flores,
cúbrase el Orbe de laurel.

Repulsión contra el mundo en guerra,
alegría de navidad
y, estremeciendo mar y tierra,
una canción de libertad.

Poemas para niños de catorce años
Editora Nacional, Madrid, 1974

domingo, 24 de diciembre de 2017

¡¡Feliz Navidad!!




Canto ante el árbol
el dolor de la vida.

Canto ante el Portal
el Amor que ilumina

Canto con los Reyes
y los pastores.
Canto y escucho a los Angeles.

Canto ante la Vida
la fiesta del Amor.

¡¡Feliz Navidad!!

jueves, 21 de diciembre de 2017

Canto



Canto a la España sin miedo
que va perdiendo y ganando,
la que se va desangrando
igual que un toro en el ruedo.
La España que da un Quevedo,
que da un Fray Luis de León,
un Cervantes, un Argote,
le falta al mar un Quijote
y un arma a Cristóbal Colón.


Alfonso Camín, Poemas para niños de catorce años,
Editora Nacional, Madrid, 1970

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails