lunes, 22 de febrero de 2010

Protesta a la avilesina


Sin falta de carteles de la autoridad competente, la Travesía de la Industria es toda una vergüenza. Cuando la ves, piensas que te encuentras en un país del sexto mundo, donde aún no conocen el asfalto. Polvo y barro, dejadez y desidia a cien metros del Centro Cultural Óscar Niemeyer. Un Avilés que no verá ni Brad Pitt, ni Areces ni el hijo del presidente. A Cascos tampoco se le espera por esos lares.
Y, frente a las versales y la seriedad oficial, la reivindicación del ciudadano que mantiene todo esto. "Vergüenza os tenía que dar"

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails