miércoles, 8 de abril de 2009

Ser de derechas en Avilés

Los avilesinos deberíamos iniciar una suscripción popular para levantar un monumento en la ciudad y dedicarlo a la gente de derechas, o de centro derecha. Transcurre elección tras elección y uno asiste a la dificultad de ese marco ideológico para articular una alternativa más o menos seria. El último congreso aporta diferentes imágenes para ese caos conceptual-escenográfico en el que se mueven.
Por ejemplo, la imagen del sector crítico, que cada vez se parece más a un furgón escoba donde se alojan desde personas con voluntad de renovar a la Asociación de Víctimas de Aréstegui (AVA), feliz término acuñado por Luis María Alonso. Desde fuera, me resulta poco creíble que gente que levante la bandera del Partido Popular lleven unos cuantos años sin renovar cuotas y lo dejen todo para última hora. Suena a golpe de estado bananero.
O el propio Joaquín Aréstegui. La entrevista que le hizo José Luis González el pasado lunes en La Voz de Avilés demuestra una madurez política y personal que no termina de ser acorde con algunos gestos y palabras que a veces exhibe.
No sé, no sé... Pero la gente de derechas de Avilés se merecen algo diferente.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails