viernes, 31 de octubre de 2008

Diciembre para Elise (el poema de la semana)

Diciembre para Elise

¿A dónde ha ido la primavera que conocimos juntos?
Yermas están las ramas de antaño,
pero yo he visto a tus manos apresar el tiempo invernal
y atemperar su lluvia, y volverlo amable.

Si sólo estas hojas glaucas y tristes del árbol del sueño,
si nada salvo la pena pudiera anegarme cuando la primavera se va,
cada uno de los días que gotean y acongojan dejaría de ser
un año desnudo y amargo en mi corazón.

En el invierno de mi corazón eras un árbol floreciente:
cuanto más tardaba, más dulce era la primavera;
eras el viento que la empujaba
hasta un jardín desolado.

Eras la primera toda, y mayo y junio
verdecían, radiantes, en tu carne, pero ahora la lluvia
ensombrece los días, y han muerto el sol y la luna,
y el mundo es oscuro, oh, hermosa.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails