sábado, 17 de mayo de 2008

El lodazal de Maniega

La tendencia de la diputada y concejala Carmen Rodríguez Maniega para convertir la política en un lodazal comienza a rozar los niveles patológicos. Durante la última semana, Maniega cargó contra el concejal de Cultura, Román Antonio Álvarez, por llevar al Pleno una mejora salarial para el personal de la Fundación Municipal de Cultura entre el que se encontraba la esposa del edil trotón. Con esa propuesta, se culminaba un proceso iniciado en el anterior mandato y que contaba con el apoyo de los sindicatos. Es un dato importante, ya que los sindicatos suelen ser los primeros en denunciar tratos de favor y aquí estaban callados. Tan sólo una central (sin representación en la Fundación Municipal de Cultura y minoritaria en el Ayuntamiento), levantó la voz, pero no para denunciar ese acuerdo, sino para pedir medidas similares en el Ayuntamiento. O sea, todo indica que se trataba de una propuesta legal y admisible sin más problemas. Salvo para Maniega, que vio la sombra de corrupción en la mujer de Román Antonio Álvarez, que trabaja en la biblioteca desde mucho antes que su marido fuese edil (incluso afiliado al PSOE) y que, como todo el personal de la Fundación de Cultura desarrolla su labor de forma impecable.
Ni la trayectoria personal y profesional, ni los plazos legales ni el apoyo de los sindicatos tranquilizaron a Maniega que durante los últimos días se entregó a su espectáculo de difamaciones hasta que llegó el Pleno... Y votó a favor de la propuesta. Así, sin ninguna duda. Votos a favor: gobierno y PP. Entonces, ¿qué clase de patología mental sufre la prócer para vilipendiar a una persona a sangre fría durante semanas y luego apoyar lo que ella criticó con tanta saña? ¿Por qué aún no hemos escuchado de sus labios una frase de perdón hacia esa persona puesta en la picota por la única y exclusiva voluntad de Maniega? ¿Sufre algún tipo de patología sin diagnosticar?
Los avilesinos no se merecen esa oposición cruel e insultante, inhumana e incoherente, manifiestamente incapaz y guiada por la descalificación más baja y carente de escrúpulos. No estaría mal que presentasen sus disculpas o dimitiesen. Tal vez las dos cosas.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails