miércoles, 30 de septiembre de 2009

Una de las dos Españas

A un lado tenemos un gobierno desbordado por la crisis, incapaz de decir una verdad y que cambia de opinión con más frecuencia que el viento.
A otro lado, un partido que aspira a gobernar mientras la mancha de la corrupción se extiende por su estructura, tiene mandos que no dicen la verdad ante el juez e incapaz de dar a conocer su alternativa de gobierno.
Como dijo Machado, una de las dos Españas ha de helarte el corazón. O las dos, rematamos.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails