sábado, 26 de septiembre de 2009

Las hijas de ZP (advierto: no hay foto)

Ha sido el tema del día en Internet y en España. Lo sabemos todo: las fotos de las hijas de Zp y la ola que se montó y que seguirá. Por una parte, me da pena la burla sobre unas menores ya que intuyo que mucha gente está descargando en ellas la rabia sobre su padre.
A mí, personalmente, me parece bien que un presidente de gobierno se lleve a su familia en un viaje oficial de este tipo. En Estados Unidos, los anfitriones valoran a la familia y, en términos económicos, no creo que suponga ningún despilfarro. Luego, si tú eres presidente, ergo cargo público, y llevas a tu familia a un viaje oficial y ves a un fotógrafo en un lugar público, no puedes negarte que la imagen se difunda. El señor presidente sonríe ante la cámara, no se le ven gestos de rechazo a la imagen. Son las servidumbres del cargo.
Sí, ya sé que se alude a la Ley de Protección del Menor, pero la imagen de éste se defiende siempre que no se menoscabe su integridad, honor o imagen. Y la foto de marras no es una ofensa, salvo el mal gusto con el que van vestidas. En todo caso, es un honor fotografiarse con el presidente americano. Yo, de tener capacidad de decisión en un medio de comunicación, hubiese publicado la imagen sin pixelar el rostro de las niñas. En mi opinión, el interés informativo está por encima ya que, como he dicho, la imagen en sí no es indecorosa.
Otra cosas son todas las bromas y la que se montó. Se han juntado tres elementos. Por una parte, la rabia de muchas personas hacia el presidente; por otra un vestuario nada apropiado y, por otra, la falta de naturalidad con la que se ha gestionado la imagen de las menores, algo que nunca se había visto en España. Cuando esa es su primera imagen, se convierte en la imagen y, a partir de ahí, se abre la veda.
Por último, me gustaría saber si todos los que se escandalizan con las fotografías trucadas, hubiesen hecho lo mismo si los niños fuesen los de Aznar.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails