jueves, 8 de mayo de 2008

Un concejal sin complejos

Ahí se le ve, feliz como una perdiz y trotando sobre el césped. Román Antonio Álvarez, tal como cuenta La Voz de Avilés, se apuntó el otro día para hacerse unas carrerillas con los chicos del Belenos y festejar su ascenso (enhorabuena, aunque uno de rugby sólo sabe que el balón es oval y los de Nueva Zelanda se marcan un baile tribal al inicio de los partidos). Entre las virtudes del edil, se encuentra su absoluta deshinbición. Hace años, con unos cuantos kilos de más que en la foto, no dudó en bañarse en la piscina de El Quirinal con motivo de su inauguración. Estas cosillas son las que dan cierta patina de pueblo al pueblo y con las que más de uno disfruta viendo al edil trotón.
En el foro de La Voz de Avilés se apuntan sendos comentarios de dos lectores. Uno lo ve simpático, otro lo califica de oportunista. Yo me apunto al primero, a un edil humano y con capacidad de bajar al terreno de juego. Hay que saludar esa sonrisa y la sana virtud de reírse.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails