sábado, 10 de marzo de 2012

Falta pasión


Viendo la programación del Centro Cultural Internacional Avilés, antiguo Centro Cultural Óscar Niemeyer, no cabe duda de que estamos ante una selección de calidad. El ritmo en sí del complejo cultural es lento, fruto de la improvisación y las malas artes en el cambio de gestión. 
Pero, entre tanto nombre propio, uno añora un elemento de los antiguos gestores que ahora no aparece en ningún lado. Y es la pasión, la pasión con la que vendían el producto, la pasión al anunciar los invitados, la pasión de su compromiso con la ciudad y su futuro. 
Nada de eso encuentro, tan sólo la necesidad de mantener una nivel lo más alto posible y la sensación de que Avilés represente la menor pérdida de tiempo posible.
Es una opinión, exclusivamente personal. 

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails