lunes, 11 de julio de 2011

Otro muro para la infamia

Dique exterior de El Musel, desde Xivares

Los veranos ya no serán iguales. Ahora, cada vez que nos acercamos hasta Xivares el muro de piedra del superpuerto de El Musel nos saluda con su estética obscena: ese dique de piedra, prótesis artificial surgida por la codicia humana del Cabo Torres, un nuevo muro de Berlín contra la libertad de las olas.
Para los que somos ajenos al mundo portuario, el nuevo dique se nos presenta como una gran piscina, esperando la llegada de los barcos que vemos fondeados a lo largo de la costa, pero nunca en ese lugar. Los políticos hablaron en su momento de una gran obra para el futuro de Asturias y, mientras éste llega, las constructoras suman facturas multimillonarias y nosotros, los que pagamos todo esto, soportamos un nuevo destrozo en la costa.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails