domingo, 2 de diciembre de 2007

Contra la barbarie

No me importa su nombre, ni su edad, ni su profesión. Tan sólo sé que es un muerto más en la única escritura que entiende ETA, la de la sangre ajena. Ninguna idea, ninguna frontera, ninguna bandera, ninguna religión justifican el asesinato de un ser humano. ETA, ¡¡no!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails