viernes, 4 de enero de 2013

Niemeyer y el despilfarro


El patronato del Centro Cultural Internacional Oscar  Niemeyer anunciaba el pasado 28 de diciembre la presentación de una denuncia en los juzgados avilesinos al detectar presuntos delitos en la gestión del complejo cultural. A partir de ahí, se volvían a escuchar las críticas habituales, entre ellas que el Niemeyer es un despilfarro. Es una frase que se escucha con frecuencia y que, por lo tanto, corre el riesgo de calar como la lluvia fina y  conseguir su objetivo: la desaparición del Centro Cultural.
Es evidente que la gestión del Niemeyer hasta el pasado junio no fue la más acertada. Y, a la espera de lo que se aclare, todo apunta a que sus gestores mentían más que hablaban. Pero ello no niega la realidad: el Centro Niemeyer ilusionó a Avilés y generó un turismo cultural contribuyendo de forma decisiva a visibilizar la transformación de la ciudad.
Cuando termine la investigación, conoceremos qué gastos fueron realmente innecesarios. De momento, las facturas puestas ante el juez no suman más de 400.000 euros. No vamos a negar que es una cantidad de dinero considerable, pero no me parece que sea para hablar de despilfarro, sino de chorizada vulgar y gustos un tanto hortera.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails