viernes, 10 de febrero de 2012

Avaricia


Avaricia, 1587
Jacobo Matham (1571-1613)


Es una lástima que no se cobre por la cantidad de tonterías que se vienen escuchando desde que estalló la actual crisis económica. De ser así, más de uno se habría forrado a costa de las desgracias ajenas, como, por otra parte, suele suceder.
Una de las tonterías más frecuentes en los progres es esa de que la actual crisis la deben pagar quienes la generaron, los bancos. Y no digo que no hayan tenido nada que ver en lo que está sucediendo, pero tampoco podemos negar que la sociedad se abonó con todo el placer al derroche del dinero fácil.
Quien más o quien menos, todos están pringados con la actual situación. Desde los que solicitaron más préstamo del que necesitaban para su vivienda a quienes compran un coche por encima de sus posibilidades; quienes asumen el precio de la vivienda por los cielos (cuando estaban ahí)a quienes trampean todo el mes.
Pero eran años fáciles, en los que la avaricia cegó a toda la sociedad que se preocupó más del ser que del tener, que prefiero disfrutar a ahorrar, el exceso a la moderación.
Y, ahorra, vienen estos disgustos, estos lloros, estas angustias cuando nos habíamos acostumbrado a la fiesta y pensábamos que sería eterna.








Photo: Wikimedia commons


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails