viernes, 29 de abril de 2011

Un mal ejemplo

Una de las noticias sociales de esta semana es que Miguel Bosé ha sido padre contratando los servicios de una mujer. Si como músico algunas de sus canciones me hacen gracia, como persona esta actitud me parece absolutamente deplorable. 
En todo caso, un símbolo más de unos valores de mercado que cada vez contaminan más a la sociedad. Donde debe haber afecto, aparecen las cotizaciones; el don de la vida se reduce a una mera transacción comercial; la hermosa experiencia de la maternidad se reduce a las cifras que contiene el talonario.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails