lunes, 21 de julio de 2008

El poema de la semana

Para vivir

Lloremos esta muerte que nos deja
inexorablemente malheridos,
guardemos lo que queda en la conciencia
mientras se extingue
el ruido de un motor al alejarse.
Bebamos del arroyo de la vida,
probemos el manjar de la esperanza
y sobre todo amemos:
aceptemos la flecha que nos toque,
sepamos albergar bajo la piel rugosa
un corazón, una sonrisa.
Sólo esto es necesario
para vivir.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails