viernes, 18 de enero de 2013

Esa idea que siempre se escapa

Tan con el tiempo uno se desprende de la mitomanía. Si tiene suerte, la sustituye por admiración. Como el caso de J. S. Bach No sólo la belleza de su obra, la perfección de la música. Pensar que escribió rodeado de niños, de problemas cotidianos... Los conciertos de Branderburgo escritos como oposición y heredados como una obra maestra...
En fin,pasen un buen fin de semana.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails