domingo, 19 de agosto de 2012

El árbol de la vida

Parque de Ferrera, Avilés
Después de ver pasar las nubes, una de las experiencias más creativas es ver los árboles.
Caminamos al lado de ellos y, como mucho, buscamos el cobijo de su sombra o lamentamos su desnudez en invierno.
Sin embargo ahí están, como las nubes, testigos mudos de la vida, dispuestos a contarnos historias. Sólo tenemos que mirarlos, olvidar el mundo, sentir su ritmo, respirar y esperar a lo que nos quieran decir.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails