lunes, 30 de julio de 2012

Juguetes sexistas

Cada vez tengo más claro que esto de los juguetes sexistas es una mentira, algo que se inventaron los marquetinianos de las multinacionales para crear un nuevo mercado. 
He visto en el parque a niñas jugando con toda la ilusión del mundo con cochecitos y a niños paseando muñecos que era un primor. Y allí, en su inocencia, ellos y ellas no se planteaban si eran o no sexistas, simplemente jugaban y con el juego descubrirían la realidad. El juguete es una extensión de su imaginación y, por eso, la niña no tenía ningún problema en disfrutar del garaje.
Porque el sexismo no está en los niños, ni en los juguetes. El sexismo está en nosotros, en la mirada corrupta de los adultos.



LinkWithin

Related Posts with Thumbnails