miércoles, 8 de febrero de 2012

El hombre que siempre sonreía

El pasado 2 de febrero fallecía en Pamplona el profesor Alfonso Nieto Tamargo. Fui alumno suyo de Empresa informativa, una asignatura que se me atragantó y me costó más de una noche de insomnio hasta lograr aprobarla.
De Alfonso Nieto siempre recuerdo su sonrisa, una sonrisa beatífica, propia de una persona feliz, que disfruta de la vida e invita a disfrutarla.
También su serenidad y calma. Recuerdo como más de una vez lo vi dirigirse hacia clase mientras el guardaespaldas lo seguía a unos metros. Y él caminaba con total tranquilidad, balanceando su maletín, disfrutando del paisaje del campus, pensando y sonriendo.
Descansa en paz, don Alfonso.
En este video de la Facultad de Comunicación se dibuja una hermosa semblanza de él.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails