lunes, 30 de enero de 2012

Sin miedo al miedo

Museo Marítimo de Asturias.
Luanco, Gozón. Agosto de 2011



Paseaba por Luanco cuando me acerqué hasta su Museo Marítimo, un espacio que bien merece una visita y que de forma periódica organiza exposiciones con éxito. Allí me sorprendió la frase pegada en su puerta principal: si no les gusta el Museo, le devolvemos el dinero. Así, con la gallardía propia de quien no teme a nada, del que ha vencido galernas y temporales. 
Una propuesta que nos recuerda los peligros de mezclar el gusto con lo que, de suyo, es bueno o malo; la subjetividad con las categorías personales; en suma, el veneno del relativismo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails