jueves, 21 de octubre de 2010

Y lo que venga

Yo, por Avilés


En casa siempre me dijeron que había nacido a esta misma hora de un día como hoy sólo que en 1971. O sea, que estoy de cumpleaños. Por si alguien quiere saber la hora, deben ser las siete de la tarde. Minuto arriba o minuto abajo.
Tampoco sé si fue la hora auténtica o algo que me dijo mi madre para que me callase.
El caso es que estoy aquí y doy gracias por ello.
Gracias por vivir y sentir la vida. Gracias por alcanzar este lugar.
Gracias por Costilla, Costillina y todos los demás.
Gracias por los libros, por el vino, por el tabaco, por las estrellas y los baños en el Cantábrico.
Gracias por Juan Sebastián Bach, por los monjes de Silos, por Nothing Else Matters.
Respiro y estoy vivo. Es maravilloso.
Voy a seguir disfrutándolo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails