domingo, 31 de octubre de 2010

Truco o trato

Este sábado, justo antes de comenzar la batalla con las estanterías billy, sonó el timbre de casa. Varias veces, con insistencia. Fui a abrir.
Detrás de la puerta me esperaba una pandilla de niños con antifaces y disfrazados de brujas. Abrieron las bolsas del Alimerka y gritaron: "¡¡¡¡¡Truco o trato!!!!!!". ¿Cómorrrrrrrrrr? Si estoy en El Cerillero. Para evitarme cualquier despiste espacio temporal, Tila ya circulaba entre ellos ganándose sus caricias. Pero no conocían el desaliento. Volvieron a gritar "¡¡¡¡Truco o trato!!!!"
"No tengo chuches en casa, así que trato. Si queréis, os regalo a la perra".
Aceptaron, pero Tila ya me había escuchado y debió pensar que más vale malo conocido que promesas infantiles ya se refugiaba entre las cajas por armar.
"Nada, la perra no quiere, así que os quedáis sin nada". Y cerré la puerta.
De acuerdo, alguno pensará que soy un cascarrabias, y algo de eso hay, pero no me parece ni medio normal que un pandilla de críos españoles les de por montar una fiesta que sólo conoces por la cultura americana. Vale, lo dejo en que son cosas de críos, pero uno no piensa celebrar una tradición que les ajena por mucho que la vea en el cine.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails