miércoles, 21 de julio de 2010

El deseo de Gregorio Fernández

No conozco en persona a Gregorio Fernández Castañón pero es suficiente tener entre las manos la edición que ha impulsado de Fantasía del cuerpo postrado para confirmar su pasión por la literatura y la bibliofilia, que no siempre van de la mano. Aunque sólo sea para tener en la biblioteca un libro tan hermoso hay que comprarlo. Luego, si se lee y se disfruta con la poesía de Luis Miguel Rabanal, mejor que mejor. No en vano, una edición de este tipo es un homenaje al contenido, a la obra de Rabanal.


La edición se presenta en tapa dura, con un aire de los libros del XIX, con una encuadernación cuidada y en papel couché. Uno tan sólo discrepa de las tipografías interiores. No me gustan. Pero, repito, es una cuestión de gustos. Otros dirán lo contrario y no pasa nada.
El libro se completa con ilustraciones de Juan Carlos Mestre que acompañan a cada poema. También las hay que ocupan las dos páginas. En la página 123 se incluye un tríptico pegado de forma manual, lo que demuestra el mimo y cariño con el que se ha trabajado en la edición.


Todas las ilustraciones responden a un mismo estilo, surrealista y naif, propio de Mestre. El lector disfruta de diferentes oportunidades en la lectura: puede centrarse en la poesía, en las ilustraciones o en diálogo entre ellas.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails