martes, 13 de abril de 2010

Avilés, la ruta del acero

Tiene suerte Avilés con el arte público. A diferencia de Gijón o de Oviedo, no existe un discurso monotemático, sino que se citan con frecuencia diferentes sensibilidades que, además, suelen ser muy sensibles con el entorno.
La última prueba es La ruta del acero que ayer se presentó a los medios de comunicación. Siete esculturas con diferentes lecturas que se instalarán en el paseo de la ría. En cierta manera, es una corrección al paseo de los tulllidos de la primera parte, esa especie de cacharrería industrial con trozos que van al oxidado puente de San Sebastián a fragmentos de la actividad industrial sin ningún tipo de explicación ni discurso: ni artístico ni museológico.
La ruta del acero recuerda, una vez más, el alma siderúrgico de nuestra comarca y buen parte de Asturias. Al tiempo que pide a gritos un Centro de Interpretación, Museo o como se quiera llamar que nos permite conocer a todos cómo es la fabricación siderúrgica y, sobre todo, la vinculación de Ensidesa con la comarca.
Tal vez sea demasiado pedir para abril. Los Reyes Magos siempre vienen en enero.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails