martes, 9 de febrero de 2010

Predicar con el ejemplo

Ninguna persona con dos dedos de frente puede negar la gravedad de la crisis económica que ya suma 22 meses de caída consecutiva del Producto Interior Bruto. Y, posiblemente, serán necesarios sacrificios colectivos para salir adelante. De momento, en este mes de enero los asalariados hemos visto como nos subían los impuestos.
Pero mientras llega el momento de aplicar nuevas medidas, bien harían los padres de la patria predicando con el ejemplo. Hoy regresan a la actividad parlamentaria después de 48 días de vacaciones de Navidad. Ni Botín. Antes de decir que la mayoría nos ajustemos el cinturón, deberían empezar ellos suprimiendo algunos privilegios de la casta, como las vacaciones desorbitadas o esa norma que permite recibir la pensión máxima a poco que se esté en las Cortes. Me parece que son suficientes con dos legislaturas, pero no estoy seguro. Si después meten mano a la orgía de prejubilaciones y jubilaciones anticipadas, igual el ajuste para la mayoría es más suave.
Pero bueno, a este paso este apunte quedará más en una ficción basada en hechos reales que en otra cosa.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails