jueves, 25 de febrero de 2010

Hoy más que nunca

Oswaldo Zapata no murió, lo asesinaron a cámara lenta. Como también asesinan a miles de niños y alimentan la cultura de la muerta con la nueva legislación abortista de España, cuyo gobierno calla en silencio cómplice con la dictadura cubana.
Hoy, más que nunca, necesitamos la oración por la vida.
Esta tarde, en Gijón, a partir de las 19 horas en la parroquia de Santa Olaya, en la calle de Ceriñola, en el número 10.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails