jueves, 4 de febrero de 2010

España no merece este gobierno

No soy muy dado a escandalizarme. Y la gente que lo hace por casi nada no me gusta. De hecho, yo ayer no me escandalicé. Sentí vergüenza, una profunda vergüenza del gobierno que tenemos en España, del desgobierno al que nos somete José Luis Rodríguez Zapatero.
En la recta final del mandato de Felipe González se alcanzó el llamado Pacto de Toledo, un acuerdo de las principales fuerzas políticas para asegurar el sistema de pensiones. A partir de ese momento, se asumía que el debate de ese campo salía de la agenda política. Los posibles cambios se alcanzarían por consenso. El sistema de protección social a los mayores se configuraba, así, como una política de Estado.
Es cierto que con algo tan jugoso como las pensiones, los políticos comenzarona jugar pronto. Eso de anunciar subidas, aunque ya pactadas, podía asegurar votos. Supongo que ya estamos acostumbrados al digo diego de nuestros dirigentes.
Pero lo sucedido ayer es de órdago. Primero, plantea una reforma de calado sin consensuarla con nadie y la comunica de forma oficial a la Unión Europea. Ahi es nada. Luego, ante la que se monta en el país y en el propio PSOE, el gobierno se rectifica a sí mismo y, ante la Unión Europea, le dice que no, que fue todo un error de algún funcionario que, a estas horas, debe estar haciendo fotocopias en el Ministerio de la Mujer. Y, entre tanto, el gobierno quema la escasa credibilidad que tenía, las posibilidades de consenso en algo tan importante como la reforma del sistema de pensiones y el prestigio exterior que podía tener.
España no se merece este desgobierno.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails