martes, 3 de noviembre de 2009

Volver

Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pagar la hipoteca. Así que toca regresar a la obligación diaria, a la rutina: madrugar (pero por obligación, no por vicio que es cuando presta), conducir, leer la prensa (idem), escuchar a uno, soportar a maroto y al de la moto... En fin, son los días que vienen, los días que vendrán y donde, más importante que ellos, es la mirada de uno, su resistencia, los libros que se leerán, lo que aún debemos estudiar, lo que nos queda por escribir.
En suma, volvemos a la carretera. La gira interminable, que publicita Bob Dylan. Espero que, al menos, disfruten.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails