miércoles, 30 de septiembre de 2009

Nuevos vicios, viejas pasiones

Como el reloj y el hombre del tiempo generan molestias a los pocos, y amables, seguidores que tengan, uno comenzó a cavilar qué bicho podía colgar en su bitácora.
Por esas cosas de la vida, en la última semana comenzando a caminar por el universo twitter y, por fin, decidió abrir la cuenta. El experimento ha comenzado, aunque aún no sé cómo terminará. La cuenta es @ArchipAviles, si es que la he puesto bien. También he intentado colgar en la bitácora los gorgojeos del gorrión de Sabugo, o sea, el que esto escribe.
Sólo el tiempo nos dirá lo que puede suceder. Mientras tanto, a aprender.
De momento es divertido.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails