jueves, 13 de agosto de 2009

Una brecha en el 902

Como consumidor siento especial manía hacia lo teléfonos 902. Además de eliminar puestos de trabajo, me molesta el tener que gestionar mis cosas ante una persona que no veo y que siempre, siempre, es diferente. Y, para colmo, tener que pagar por hacer mis gestiones a una empresa a la que ya le pago. Incluso preferiría que me ofreciesen un 900 aunque incrementase el servicio en unos euros. Como decía mi bisabuela: No me molesta que me den por culo, sino que me soplen en la nuca.
Pero el 902 tiene una brecha por la que podemos introducirnos los consumidores, al menos de momento. Ese número de tarificación (ya sé que suena fatal la palabra, pero no encontré otra más normal) especial se contrata por una empresa que cuenta con un número normal. El truco, pues, consiste en descubrir el número normal que corresponde al 902 y entrar por él a la centralita. Hace unos meses, me remitieron una web con el listado de números normales y el 902 al que correspondía, pero aparecía en blanco. Pero parece ser que existe esa rendija. Ahora se trata de localizar los números.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails