miércoles, 29 de julio de 2009

De regreso

Paradojas de la vida. Las vacaciones y las jornadas donde el trabajo consume muchas más horas de las necesarias son los momentos en los que uno menos escribe. Pero todo lo bueno se termina y uno regresa a sus hábitos diarios, a las buenas costumbres, a luchar con esos cuentos que no terminan de salir, a sus lecturas y olvidos. En fin, a ver cómo nos van los próximos meses. Hasta las próximas vacaciones.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails