miércoles, 6 de mayo de 2009

Libertad sin ira, también para Cuba

Cuba es una dictadura, cruel y represora como todas las dictaduras. Aunque a buena parte de nuestra izquierda no le guste reconocerlo la historia reciente de la isla caribeña se ha escrito con mucha sangre.
Con todo, dentro de la isla hay personas que aspiran a la reconciliación, a una libertad sin ira, donde todos los cubanos tengan su espacio. Uno de ellos es Óscar Biscet, médico internista, encarcelado y torturado. Su delito: reclamar la libertad y la democracia, un estado donde entran todos. Él da un paso adelante y asegura perdondar a sus torturadores.
Actualmente se encuentra en la cárcel. Un grupo promueve su candidatura para los premios Príncipe de Asturias, en la modalidad de la Concordia. Si queréis apoyarlo o saber más, aquí os dejo el enlace.


LinkWithin

Related Posts with Thumbnails