lunes, 20 de abril de 2009

Fumador, no practicante

-¿Es usted fumador?
Es una de esas preguntas que siempre plantea el médico, venga o no a cuento.
-Sí, pero no practico.
-¿Y eso? Se fuma o no se fuma?
-Antes de contestarle, permítame una pregunta. ¿Es usted católico?
-No, soy ateo. ¿Por qué me lo pregunta?
-Respetando su ateísmo, conocerá usted que hay personas que se declaran católicas no practicantes.
-Sí, efectivamente. Pero no entiendo a qué viene. ¿Fuma o no fuma?
-Es decir, admiten la existencia de Dios, ciertos sacramentos y hasta respetan a los curas, a quienes tratan de don. Pero no van a misa salvo para bodas, bautizos, comuniones y fuentes. Y, a poder ser, esperan en el atrio.
-Sí, pero ¿usted fuma o no?
-Ya, son católicos no practicantes. Pues yo soy fumador, no practicante.
-¿Me lo explica?
-Me gusta el tabaco, me encanta su olor. Me gusta fumar. Pero apenas fumo. No tengo momentos. En el trabajo, está prohibido. En casa, no me gusta. Otros días, no tengo tiempo y, comprenderá que, un fumador de pipa, con algún que otro purillo, debe tener su tiempo... Así que, al final, termino fumando una vez al mes, o dos. Bodas, bautizos, comuniones....
-Entiendo, fumador no practicante.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails