miércoles, 15 de abril de 2009

Coméme, Obama, Coméme


Si no llega a ser por el comentario de Félix Madero, uno nunca se hubiese fijado en la imagen que ilustra este apunte y que demuestra la fascinación mundial generada por Barack Obama. Así está Cristina Fernández de Kirchner apunto de levitar o de empezar a gritar: "Coméme, Obama, coméme". Y qué me dicen de Angela Merkel: jerr, ya te pillaré más tarde. Y José Luis, ahh, José Luis: "Cuando se lo diga a Pepiño, no me creerá. Si es como yo, pero en negro". O a Felipe Calderón, al que le debieron quitar la baba con el fotochop que da para mucho, como demostraré dentro de poco.
Stephen Harper, el primer ministro de Canadá, de medio lado de Merkel, parece el más inmune. Tal vez por eso de ser el primero en recibirlo. Puede presumir ante los demás de tener la primera foto. Y eso, desde luego marca.
¿Qué significarán esas sonrisas de la última fila? El último por la derecha es Robert Zoellick y, a su lado, Mario Draghi, sonriendo en plan picaruelos. ¿Por Cristina, por el culito de Obama o el de Michell que, según dicen, se las trae? Yo me quedo con la Kirchner: coméme, Obama, coméme.
Foto: Agencia Efe publicada en La Voz de Avilés-El Comercio

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails