miércoles, 7 de enero de 2009

La paz de los valientes

Israel y Palestina tienen derecho a existir como naciones independientes y coexistir pacíficamente. Desde el incumplimiento de esta primera resolución de la ONU, el conflicto de Oriente Medio está condenado a alimentar una espiral de odio, violencia y destrucción casi eterno.
Israel tiene derecho a proteger a su población, a perseguir a quienes atacan a su población. De eso no tengo ninguna duda. Tampoco dudo en condenar la matanza de población civil en Gaza, de niños, mujeres y hombres inocentes, que sólo quieren vivir en paz. Su sangre alimenta odio, deseos de venganza, nueva violencia. Pero, ¿cómo hablar con quien no quiere hablar, quien se instala en el peor escenario y vive feliz en él? ¿Es posible dialogar con quien sólo quiere la violencia, la muerte?
Israel lleva mucho tiempo reprimiendo a sangre y fuego la violencia de sus enemigos sin lograr alcanzar sus deseos de paz. Tal vez sea el momento de cambiar las armas por la resistencia pacífica, de tomar la rama de olivo y tener la valentía de construir la paz, abandonar la cobardía de matar a civiles indefensos.
Sigo las noticias y sólo tengo una razón: se me hiela el corazón al ver tanta violencia.
¡¡Paz para Israel y Palestina!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails