martes, 11 de noviembre de 2008

449

Desde el pasado jueves, el 449 es una de las cifras que estarán para siempre presentes en mi vida. Es el número del Cursillo de Cristiandad que viví en Covadonga junto con Costilla. Entre el 6 y el 9 de noviembre conocí y conviví con 40 ángeles del Señor: Andrés, Sergio, Alejandro, Daniel, Ana María, Miguel Ángel, Carmen, Gema, Álvarito, Luisina, José Luis, Campanilla, Santiago, Amparo, Salomé, María Jesús, Amelia, Félix, María Paz, Marian, Vanesa, Laura, Dolores, Ana, Gloria, Paz, Leandro, Carmen, José Luis, Isabel, Carmen, Miguel, Luz, María Rosa, Carlos, Albina, Gloria, Herminia, Alicia, Álvaro.
Fueron jornadas muy intensas, de oración y reflexión, debate y gozo. Presencié milagros: el de la Vida, belleza de la naturaleza, el calor de María Santísima y, sobre todo, el Amor de Dios. Aprendí tantas cosas que tengo por delante toda la vida y buena parte de la eternidad para digerirlas.
De vuelta a la vida, los problemas siguen ahí, las dificultades no se han transformado y la hipoteca cumple su vencimiento a principios de mes con el incremento del Euribor. Pero mi espíritu es diferente.
Doy gracias a Dios por todo ello.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails