lunes, 13 de octubre de 2008

El coñazo de Rajoy

A estas horas, el ya célebre despiste de Mariano Rajoy se habrá olvidado o estará camino de ello. Pero eso no quita ni un gramo a la gravedad del asunto. No es para hacerse el harakiri pero sí para que el lider de la oposición dimita si tuviese un mínimo de conciencia democrática. Pienso, ahora, en Josep Borrell, que dimitió como candidato socialista a la presidencia de gobierno por unas irregularidades de sus colaboradores. No ya de él, sino de gente de su confianza. Claro, es la diferencia entre un demócrata convencido y uno que juega a la partitocracia, a los privilegios.
¿Por qué debe dimitir Rajoy?
Por varios motivos. Primero por demostrar en público que es tonto y que ignora dónde está. Y quien apenas sabe donde se encuentra, ¿qué capacidad puede tener para gobernar un país? Un político sabe que sacrifica una parte importante de su intimidad, por no decir toda. La opinión pública escruta sin parar sus comportamientos y frases. Y la tecnología incrementa ese control. Y eso, Rajoy debería saberlo y guardarse mucho de esas opiniones que son ofensivas. Porque para él es un coñazo ir al desfile, pero también por poder ir a ese desfile disfruta de muchos privilegios que no se encuentran al alcance de los españoles.
Con este resbalón y dos derrotas electorales consecutivas, supongo que muchos votantes del PP se están preguntando por otro cabeza de cartel para las próximas generales.
El jefe del Estado, S. M. Juan Carlos I, preside la parada militar. Luego, según Rajoy, preside el coñazo. Es decir, falta al respeto a la máxima autoridad del país, a los miles de ciudadanos que siguen el desfile por televisión o allí mismo, a los militares que han entrenado duramente para que todo salga perfecto y que, en muchos casos, acuden con ilusión, a los agentes policiales desplegados para velar por la seguridad... Rajoy se sitúa con los extremistas, al margen de la mayoría y son suficientes motivos para dimitir. Si le parece un coñazo, que no vaya; que regrese al registro de la propiedad y disfrute de un domingo tranquilo y sin fútbol.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails