viernes, 12 de septiembre de 2008

El nuevo escenario de IU

¡Pobre Fernando Díaz Rañón! No sólo le crecen los enanos y el Partido Comunista le inaugura una sede en Avilés sino que sufre ahora en sus carnes la crueldad de la aritmética política. El acuerdo de PSOE y ASIA para aprobar la zona azul demuestra lo poco que que duraron los lamentos de quienes llamaron a los Indepenmelcas "partido de porteros de discoteca" y lo divertido que es el pluripartidismo. El pacto de gobierno de socialistas y comunistas abría las puertas a las discrepancias pactadas. Sin duda, un hallazgo muy original: la forma de permitir ejercer la oposición desde el gobierno sin que el socio se moleste. Supongo que los dirigentes de IU atribuyeron a los socialistas una fidelidad que ellos no han tenido en Avilés. Es decir, que no se irían con otros partidos a buscar el cariño que no tenían en casa. Pero sí, acabaron pactando con Antonio Sabino, hartos de aguantar las cargas de Rañón en las discrepancias pactadas y sin pactar.
El acuerdo debería apaciguar a concejal de Vivienda y centrarlo más en las labores de gobierno. Sus dos concejales ya no son los únicos que aportan estabilidad al Ayuntamiento. Y puestos a negociar, mejor con quienes buscan votos en otros caladeros y generan menos quebraderos de cabeza. Así las cosas, Rañón debería poner una vela a Jesús Iglesias para que éste firme un pacto regional. De lo contrario, sus días en el equipo de gobierno podrían estar contados.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails