miércoles, 23 de julio de 2008

Chocolate frío



Es uno de esos placeres del verano: el chocolate frío. En invierno no sabe igual e, ignoro los motivos, no sabe igual. Pero estos días de calor es un placer abrir la nevera y sacar la tableta de chocolate, cuanto más negro mejor, y comer un par de onzas y notar entre los dientes como la sensación de frío se entremezcla con el sabor del chocolate, ese punto de amargura. O como se describa pero que a uno le parece un sabor fantástico.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails