viernes, 27 de junio de 2008

Salvemos a Bibiana Aído

No cabe duda que, a estas alturas la legislatura, Bibiana Aído es la mejor ministra del gobierno español y una de las mejores de la democracia. Un espécimen político que debemos conservar y preservar, hasta el punto que estoy pensando en fundar la Asociación de Defensa de Bibiana Aído (ADBA). Ni la semifinal España ni de la crisis económica, sólo ella es capaz de ganarse la atención de todo el país. Llega y se plantea un apartheid cultural, después del empresarial, para mujeres o demuestra las vergüenzas discriminatorias del Islam. Tiemblo al pensar qué hará cuando reflexione sobre la Iglesia católica: ¿pedirá un porcentaje de cardenales y cardenalas? A ver, a ver.
Pero, sobre todo, la misión de ADBA es reconocer la gran labor de la ministra en la promoción de la mujer. Ella sólo ha roto uno de los techos de cristal de las mujeres. Muchas feministas siempre denuncian que para ocupar una determinada responsabilidad, deben demostrar que su valía es superior a la de un hombre. Si al varón le reclaman un doctorado, a la mujer, dos y un máster... Hasta que llegó Bibiana Aído, que ha demostrado que puede ser tan inútil o más que un varón para ejercer un cargo. For ever, Bibiana.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails