lunes, 9 de junio de 2008

El poema de la semana

Anochecer solitario

Oscila el fuego de la vela
en la botella vacía y en el vaso.
En el cuarto hace frío.
Fuera sobre la hierba la lluvia cae blandamente.
Vas al lecho de nuevo para un corto descanso,
lleno de escalofríos y tristeza.
La mañana y la noche vienen otra vez
vienen siempre de nuevo
mientras que tú jamás.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails