viernes, 25 de abril de 2008

Pocos lugares mejores que un Pleno

Pocos lugares mejores que un Pleno
para escribir poesía.
Aquí, encerrados sin luz
ni ventanas para escapar
hacia la ternura
de recuerdos en el patio de un colegio,
o disfrutar con la nieve, la lluvia
o la suave luz del día.
Pocos lugares como un Pleno,
aunque chille Maniega
para escribir poesía
(perdón por la rima fácil)
o pensar en la persona
mientras a lo lejos hablan de impuestos,
que nunca bajan.
Pocos lugares como un Pleno
para añorar la vida,
para soñar con un día
(perdón, se repite la cacofonía)
y suspirar por otra hoja en blanco.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails