miércoles, 12 de marzo de 2008

Un ministerio curioso

La huelga indefinida de la administración de Justicia toma rumbos curiosos. Me aseguran que los trabajadores temían la llegada de la nómina a principios de marzo, pues debía aparecer bien rebajada por los días de huelga. Sin embargo, al mirar en sus libramientos apareció todo el dinero. ¡No descontaron ni un céntimo! En el Ministerio, algún hacha se debió olvidar que estaban de huelga y abonaron los sueldos íntegros. Además, todo esto sucede cuando los sindicatos ponían entre las condiciones para firmar que no se descontase nada de la huelga. ¿Para qué pedir si nos lo dan ya? Debió pensar más de uno. Aunque, bueno, igual sale el águila de turno declarando que fue un gesto de buena voluntad.
Mientras las huelga sigue haciendo estragos en los juzgados, con casos parados y personas que deben solicitar documentos para ayudas sociales sin poder tramitarlas por la ausencia de documentos. Sin embargo, me aseguran que los huelguistas están molestos porque la gente no se enfadan al ver su ausencia de actividad. La conclusión es evidente: los ciudadanos no distinguen entre que estén de huelga o trabajando. Más de uno, me dicen, sufre estres ante esta situación que demuestra la percepción social de la actividad de estos funcionarios. Así me lo cuentan y así lo cuento.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails