jueves, 3 de enero de 2008

Compras de Reyes

Carreras por el supermercado, búsquedas de última hora por Internet, rastreos desesperados en los mercadillos, tarjetas agotadas en las droguerías y súplicas en las tiendas de juguetes. Se acerca la celebración de Reyes, el día en que nuestra ciudad olerá a Roscón y hojaldre, ilusión y juegos. Y aquí, agotado de tanto jaleo y tanta tienda, uno se pregunta cómo celebrar la adoración al Niño en una sociedad como la nuestra tan rica, opulenta y donde las necesidades básicas ya se nos han olvidado. ¿Qué regalar a esa sonrisa que te regalan los niños cada día del año, al abrazo de la persona amada, al amor de un padre, a los desvelos del hermano? Compararlo con un par de novelitas o una nueva videoconsola no deja de ser un devaluación encubierta de los verdaderos sentimientos. Definitivamente, es muy difícil regalar por Navidad.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails