jueves, 9 de agosto de 2007

Polémico García-Alix


Estos días atrás, leyendo la prensa nacional me encontré con la noticia de la polémica despertada por una exposición de Alberto García-Alix en Francia, si en la madre de la República. Algunas de sus fotos de desnudos, como la que ilustra este comentario, han despertado el escándalo en una asociación de vecinos.
Desde luego que muchas de las fotos de García-Alix no son para menores, pero una persona adulta puede enfrentarse a ellas sin ningún miedo, salvo los propios. García-Alix es uno de los grandes artistas españoles de la segunda mitad del siglo XX y con su cámara logra ponernos frente a nuestros monstruos más internos. Retrata nuestro horror, nuestro lado más animal. Ha sido cronista de una España concreta y de los demonios internos de una sociedad. Querer censurar a García-Alix es censurarse a uno mismo, no querer investigar los demonios internos, no abrirse al abismo interno. Esperemos que ese intento de censura sólo quede en intento, porque más grave que la censura, que, de suyo ya lo es, es la cobardía que trata de imponer a la sociedad.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails